tricos-diseno-web.jpg

7 trucos para el diseño de tu web

En el diseño web, como en toda ocasión especial e importante, el diseño es una de las cosas más importantes a tener en cuenta. Recuerda que lo primero que van a ver los usuarios de tu web es el tipo de diseño que utilizas.

 Si como a nosotros, eres consciente de la importancia de las buenas impresiones, te explicamos 7 de los mejores trucos y aspectos a tener en cuenta en el diseño de tu web:

1. Limpieza y usabilidad

De un tiempo a esta parte, el mundo se ha vuelto un lugar cada vez más caótico, y el diseño web no deja de ser un reflejo del mundo en el que vivimos. Cuando navegamos, nos encontramos con una gran cantidad de banners, popups, iconos, anuncios, botones... Y la verdad es que a todas las personas les está cansando todo esto. Asi que, por qué no intentas que tu sitio web sea un oasis en el que los usuarios puedan descansar de todo el ruido que se encuentra cuando navegan? Te sorprenderá saber todo lo que puedes conseguir con los diseños planos y los espacios en blanco.

Intenta mantener un estilo minimalista mostrando únicamente el contenido esencial en la superficie.

2. Reconoce el terreno

Si estás leyendo este post, tranquilo, estás en el buen camino, ya que quiere decir que te preocupas por un aspecto tan importante como es el diseño de tu web.

El mundo del diseño web está en constante evolución, de hecho existen canales de youtube especializados en los cambios y tendencias del diseño. Por este motivo, siempre vas a tener que dedicar tiempo en visitar algunos sitios web y observar en sus diseños lo que te gusta y lo que no te gusta de cada uno para así crear el tuyo propio.

Nunca está de más que tomes nota de lo que te gustaría implementar en tu web. ¿Crees que una página larga o con mucho desplazamiento funcionaría bien para tu negocio, o por el contrario prefieres estructurarlo en varias secciones para que los usuarios descubran quién eres mientras navegan?

Sea lo que sea lo que te guste de cada uno de los sitios web que visites, piensa en cómo harás que funcione en la web que estás creando.

 

3. Facilidad de lectura

El texto es el pilar sobre el que fundamentas todo el contenido de tu web, por ello es muy importante que no resulte incómodo o difícil de leer. Tanto en contenido como en tipografías y colores. Aquí tienes algunos tips que te ayudarán a elegir cada uno de estos aspectos:

1. El tamaño importa

Sabemos que es muy tentador, y que puede parecer muy "cute" pero un tamaño de texto demasiado pequeño no deja de ser una dificultad para los usuarios, en especial para aquellos que no tengan el ojo que tienes tú!

2. Uniformidad

Cuando vas a un establecimiento de renombre, siempre ves a los empleados con uniforme o con ciertas normas de vestimenta que hace que les reconozcas al momento como trabajadores. Con tu web ocurre exactamente lo mismo. No mezcles nunca más de dos tipos de tipografías y utiliza siempre la misma para los elementos que sean iguales. La misma para todos los títulos y la misma para todos los párrafos.

3. Combina con cabeza

Puedes experimentar con todas las combinaciones de colores, tanto de fuentes como de fondos, pero ten en mente siempre lo más importante: tiene que ser fácil entender lo que quieres decir.

 

4. La importancia del responsive

El responsive es la tecnología que hace capaz que una web se adapte a todo tipo de dispositivos. En la actualidad, más del 80% de las visitas a todas las webs se realizan desde nuestros teléfonos, así que deberías cuidar muchísimo este aspecto.

Además, desde hace ya un tiempo, si tu web no se encuentra adaptada a las tecnologías de visualización móvil, Google directamente no la mostrará en los resultados de búsqueda que se realicen también desde dispositivos móviles. Así que estarás perdiendo una gran cantidad de clientes potenciales.

 

5. La jerarquía visual

Sabemos que suena complejo, pero no lo es en absoluto. La "jerarquía visual" no es más que un nombre cool para explicar que nuestros ojos prestan atención a determinados patrones básicos cuando leen contenido de cualquier sitio, y este tipo de patrones te ayudarán a situar el contenido más importante en tu web. La regla básica de la jerarquía visual es que nuestros ojos están habituados a leer desde arriba hacia abajo.

Así, si por ejemplo quieres situar un botón de registro a tus newsletter o para que contacten contigo, es importante que siempre lo pongas debajo de una de las secciones que más vayan a llamar la atención de los usuarios. Si lo pones encima de ella, no estás dando ningún motivo para que lo presionen. En cambio, si lo situas debajo de un texto atractivo en el que has explicado las ventajas que obtendrán por ello, es muy probable que consigas esas acciones.

 

6. Pon tu web a dieta

En el mundo en el que vivimos, nos encanta tenerlo todo y tenerlo cuanto antes. En la navegación web, no existe nada más engorroso que esperar, los tiempos de carga largos son lo que más dañan las visitas de los usuarios, que abandonan las webs cuando estas tardan demasiado en cargar.

Dedica tiempo tanto a no sobrecargar de imágenes o vídeos las páginas de tu web como a optimizar los tiempos de carga contratando un buen hosting y utilizando plugins de caché que optimizarán los tiempos de carga de tus imágenes y archivos más pesados.

la regla de oro es la siguiente: Tu web no puede tardar más de dos segundos en cargarse completamente.

 

7. Más colores y graficos, menos imágenes y efectos

El último punto no es más que una continuación del anterior. Lo que más tarda en cargar de una web siempre son los elementos como las imágenes, los vídeos y los efectos que puedas implementar en ella. Por ello, optimiza la carga de tu web siendo creativo y utilizando combinaciones de textos, colores y estructuras.

Además, es mucho más fácil que Google indexe tu web por los textos que por las imágenes, ya que no va a poder leer todo lo que quieres decir desde una imagen a menos que la programes con ciertos parámetros, con lo que perderás bastante tiempo cuando podrías haberlo escrito directamente en texto.

 

 

¿Qué son las cookies?